REPORTAJE DE COMUNIÓN

La finalidad es que los niños se vayan a su casa con un buen recuerdo, fotografiar a los niños en un ambiente agradable, congelar esas expresiones únicas y especiales que tienen a esta edad. Ellos son los protagonistas. Queremos que disfruten, que se lo pasen bien y que cuando sean mayores recuerden ese día con una sonrisa a la vez que miran su propio álbum de fotos.

¿Y cómo conseguimos que se lo pasen bien?

Es más sencillo de lo que parece: La experiencia nos ha enseñado que los niños se sienten mucho más a gusto, cómodos, relajados, naturales, alegres, enérgicos...cuando realizamos fotos en exteriores. En espacios abiertos se sienten más libres y podemos verlos correr, saltar, jugar y incluso en ocasiones ¡bailar! 

Esto no quiere decir que no hagamos reportajes en el interior de nuestro estudio, simplemente os damos una opción más a tener en cuenta ;)